Eva no fue un clon de Adán

¿Fue Eva un clon transgénero de Adán?

Primero empecemos diciendo que Eva no fue una clonación de Adán sino una creación de Dios. Por las leyes de la genética, tal como las conocemos hoy, ella no podría haber recibido su genotipo completo de Adán, sino, hubiera sido hombre puesto que la reproducción clonal siempre produce el mismo sexo. En cuanto a la Biblia, ésta se refiere a Eva como una “mujer” con pronombres femeninos y enseña que tuvo “hijos e hijas” con su esposo Adán lo cual también demuestra que no pudo ser un clon transgénero (Génesis 3:16 y 5:4). Al contrario, enseña que ambos eran una pareja heterosexual. Si no hubiesen sido de sexos opuestos no hubiesen podido reproducir a todos los hijos que tuvieron tales como Caín, Abel y Set (Génesis 1:28).

Pero algún atheus dirá, ¿eso no es científico? Sin embargo, olvida que la creación especial y única de Eva no fue un proceso natural sino uno sobrenatural (Génesis 2:21-22) y decir que Dios no existe de antemano y sin demostrarlo para luego asumir que milagros como estos no pueden ocurrir es apelar a un razonamiento circular (falacia de petición de principio). Sin olvidar que la creación de Adán y Eva es menos milagroso que la creencia de que todo vino de la nada y a la ideología del género. Estos sí son anticientíficos. En cambio, el hombre tiene del lado derecho de sus costillas un hueso que si es extraído vuelve a crecer de nuevo. Los cirujanos torácicos (del pecho) lo llaman el periostio de la costilla que tiene la admirable capacidad de regenerar. Además del otro dato científico que muestra que los elementos que tenemos en nuestro cuerpo humano pueden ser encontrados en el polvo de la tierra. Obviamente todo esto nos hace recordar el relato bíblico de la creación del hombre y la mujer (Génesis 2:7, 21 y Génesis 3:19).

En cuanto a que si Eva fue un clon de Adán, esto no es cierto pues Dios simplemente usó parte de la costilla de Adán como materia prima y donde estaban los cromosomas para hacer una nueva persona diferente y con un ADN diferente. Lo único que tenía que hacer era eliminar la cromosoma Y y duplicar la X. De hecho, desde Adán y Eva, todo hombre y mujer tiene la combinación de cromosomas para tener una vida normal y reproductiva. No hubo clonación alguna y mucho menos transgenera (cosa que condena Dios) pues Adán tenía cromosomas XY y Eva tenía XX. Por tanto, afirmar que Dios clonó a Eva de Adán no es sólo mal interpretar la Biblia sino también un disparate científico ya que la clonación en esencia consiste en “copiar” la célula madre (como hacerte el hermano gemelo idéntico que por naturaleza no tuviste). Si Eva fue idéntica a Adán al ser un clon suyo, entonces no eran “Adán y Eva” sino “Adán y Esteban” lo cual contradice la misma Biblia, la capacidad de reproducción y por ende nuestra propia existencia.

Fuente: El ateísmo es una risa 2.0

Anuncios

Dejanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.